Cátedra de Paz, Policía Nacional Distrito uno Fundación

En el marco del proyecto de fortalecimiento de la seguridad y la convivencia ciudadana en el municipio de Fundación, participamos con la conferencia Cátedra de Paz, dirigida al cuerpo policivo del Distrito 1 de la Policía Nacional de Fundación Magdalena y a la Inspección de Policía municipal, orientada a reflexionar sobre las responsabilidades adicionales de las autoridades locales derivadas de los Acuerdos de Paz y de acuerdo con el Modelo de Construcción de Paz de la Policía Nacional

La conferencia cátedra de paz: preparación institucional para la paz y el posconflicto, aborda temas de análisis sobre el conflicto armado y la implementación de lo pactado, los roles de las autoridades, la articulación interinstitucional, la Paz desde los planes de desarrollo del Gobierno Santos y el Gobierno Duque, y la estrategia de preparación institucional para la paz y el posconflicto, entre otros temas.

El éxito de la implementación del acuerdo de paz requiere el compromiso de todas las instituciones públicas para garantizar que, en el tiempo no se repita el conflicto y para ello, es indispensable tener presente a la violencia como una de las causas principales del conflicto. El concepto de violencia encierra factores sociales, culturales, económicos, estructurales, de entorno y políticos que condicionan a una comunidad.

Existen profundas debilidades e incertidumbre sobre las capacidades institucionales para gestionar condiciones propicias para la paz a través de la mitigación de impactos, solución de problemas que afectan a las regiones y que son generadoras del conflicto; de allí la importancia de trazar hojas de rutas desde los territorios tendientes a entender la coparticipación de la instituciones en la implementación de los acuerdos en el horizonte de las próximas dos décadas, para la construcción de una paz estable y duradera.

Esas garantías de paz suponen superar la gran brecha en materia de desarrollo económico y social, contrarrestar el daño ambiental, asegurar a la ciudadanía el goce efectivo de sus derechos y el fortalecimiento de las capacidades institucionales para brindar soluciones integrales desde un enfoque social, con la preminencia del respeto de los derechos humanos; así como, la integridad y transparencia en las inversiones de los recursos destinados al posconflicto, los retos para incrementar la seguridad, combatir el microtráfico y las organizaciones criminales, entre otros. En todo este panorama está implícita la participación de la Fuerza pública como elemento esencial en el logro de una adecuada y oportuna seguridad y convivencia ciudadana.

En ese orden, la preparación para la paz y el posconflicto requiere de un proceso de interiorización en las autoridades sobre su necesidad de involucrarse y una profunda reflexión sobre la responsabilidad social y legal que les asistes en torno a las garantías de la paz estable y duradera, desde el reconocimiento de la estructura programática de las intervenciones requeridas para generar condiciones propicias para la paz territorial hasta los mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y veedurías para facilitar el control de las acciones e inversiones para la paz y el posconflicto.