“Mejor Vargas Lleras” sin control.

No ha transcurrido un mes desde que el comité “Mejor Vargas Lleras” comisionado para la recolección de las firmas que respaldarán la candidatura del ex vicepresidente Germán Vargas se inscribió ante la Registraduría Nacional; desde entonces, con paso firme se le ha visto muy activo al comité a través de las redes sociales y en diferentes sectores del país cumpliendo su objetivo; no obstante, se observa un desafuero por parte de los líderes del candidato, cuyas acciones suponen la vulneración de reglas morales y legales que han llamado poderosamente la atención de la sociedad, conminándola  a denunciar los hechos, en aras  de garantizar la preminencia del orden legal y la moralidad, de cara a los comicios de 2018.

El ofrecimiento de dádivas a los jóvenes del comité “Mejor Vargas Lleras” y del partido Cambio Radical, consistente en la obtención de boletas para el juego de la selección Colombia contra la selección de Paraguay a efectuarse en Barranquilla el próximo 2 de octubre, incluyendo gastos de hotel y transportes, a cambio de su esmero en la recolección de firmas para inscripción del candidato, no caló bien en la sociedad y generó todo tipo de rechazos.

La promesa de incentivos en los procesos electorales refrenda las prácticas corruptas que se han arraigado en nuestro sistema democrático. Un joven que es incentivado por recolectar firmas tiene derecho a pensar que también lo será cuando ejerza el sufragio. Tras los reclamos de la ciudadanía, el partido Cambio Radical anunció la cancelación del antes citado concurso.

En la ciudad de Bogotá, una presunta miembro del comité “Mejor Vargas Lleras” abordó al ciudadano @PedroRealesV  argumentando la realización de un sondeo por parte de la Registraduría Nacional del Estado Civil y le requirió su firma, lo que llamó la atención del ciudadano, quien indignado publicó en las redes sociales un video que dejó en evidencia la irregularidad , fue que la joven se identificó como empleada de la Registraduría, órgano encargado de garantizar la legitimidad y transparencia de los procesos electorales, aduciendo además que trabajaban en impulsar el nombre de Vargas Lleras. Click aquí para ver el video.

La Registraduría Nacional negó cualquier tipo de vínculo entre la entidad y la joven del video, así como que estén recogieron firmas o adelanten alguna encuesta o estudio sobre precandidatos de cara a los debates electorales del 2018.  Click aquí para ver comunicado de prensa. y Click aquí para ver intervención del Registrador Nacional.

Asimismo, tampoco es bien visto, que personalidades cercanas al ex vicepresidente, hagan alarde a título personal, de los logros y ejecutorias que con recursos públicos consiguió el hoy candidato cuando era vicepresidente, para capitalizarlas políticamente y persuadir al electorado en una condición de gratificación en lo que se supone corresponde a una función social y obligación del Estado.

Hay reglas sociales, morales y legales que en política no se deben quebrantar, y ahí los organismos de control deben ser inflexibles, trátese de quien se trate. Con éstas prácticas, Cambio Radical y/o “Mejor Vargas Lleras” están enviando un mensaje equivocado a la sociedad, el del todo vale. Ni éste, ni cualquier otro movimiento político están exentos de regulación y sanción como corolario de las prácticas que pudieran resultan lesivas a la luz de la norma y de la moralidad de las instituciones y de la sociedad.

La proactiva y naciente iniciativa “Mejor Vargas Lleras” pero experimentada en política, engendrada de las entrañas de Cambio Radical, tendrá que ponerle control a sus inspirados y comprometidas jóvenes “incentivados” so pena de los perjuicios que le puedan acarrear el desmesurado uso de métodos y recursos que a voces resultan indecorosos y antidemocráticos.